Lluvia dorada y polvete para su esposa tras irse de picnic

Después de irse de picnic, seguro que esta madura no esperaba acabar experimentando una lluvia dorada con su marido. Y es que tras verse solos en pleno campo, decidieron quitarse la ropa y disfrutar de sexo duro juntos. No había nadie que les molestase y al final, los dos hicieron guarradas que ni en casa practican. Por eso la madurita no dudó en abrir la boca y dejar que su esposo orinase sobre ella, tras embestir su chochito peludo bajo los árboles.

Maduras

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir