Aj Applegate cuida de su paciente como nadie es capaz

A la buena de Aj Applegate le encanta ser simpática y servicial con sus pacientes y hoy, hasta ha ido a casa de uno de ellos para ayudarle en su recuperación. Lo que pasa es que cuando fue a ducharle, el tipo no pudo evitar fijarse en ese tanguita tan pequeño que llevaba puesto y acabó empalmado. Cuando ella se fijó en ese bulto, no dudó en agarrar su rabo y tras chuparlo, lo montó como una fiera en un polvazo.

Culazos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir